¿Cuánto tiempo debo guardar grabaciones de seguridad?

El ámbito de la videovigilancia da lugar a preguntarnos algunas cuestiones que tienen que ver con nuestra privacidad. Una de ellas suele estar referida a las grabaciones que se realizan.

Si te has preguntado cuánto tiempo debo guardar grabaciones de seguridad, porque crees que esto no es posible hacerlo durante un largo período, estás en lo cierto.

Pero, antes de nada, tienes que saber por qué existe la videovigilancia, ya que esta es una actividad muy común en el ámbito público, pero también dentro de empresas privadas.

¿Para qué sirve la videovigilancia?

Cuando se trata de seguridad, la videovigilancia es un factor ineludible para protegernos.

Este sistema permite que diversas cámaras puedan controlarnos de manera visual, para proporcionar información sobre lo que sucede dentro de algunas instalaciones, así como en ciertas zonas de exterior que legalmente lo puedan requerir.

A través de la videovigilancia es posible divisar cualquier suceso en tiempo real, pero también mediante una grabación recogida por cámaras.

Las imágenes captadas pueden ser claves para llevar a cabo procesos tan importantes como la denuncia de delitos, como robo, o la detección de peligro, con objeto de protección.

No obstante, también pueden utilizarse para otros fines como los controles de acceso remoto, la seguridad industrial en proceso productivos, la seguridad y control del personal trabajador en las empresas, el apoyo en situaciones de emergencia y el reconocimiento de matrículas.

En cualquiera de los casos, estos documentos visuales han de tratarse, siempre, bajo un marco legal. En este punto, es donde entra el matiz sobre el tiempo máximo que puedes tener guardada una grabación.

¿Cuánto tiempo puedo guardar grabaciones de seguridad?

La Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y el Reglamento Europeo de Protección de Datos Personales establecen unos límites precisos para utilizar grabaciones, de modo que se pueda compatibilizar la seguridad con la intimidad.

Las directrices indican que no puedes guardar imágenes grabadas durante más de treinta días, a excepción de aquellos casos en los que unas circunstancias concretas requieran estos documentos visuales como prueba para llevar a cabo una investigación; solo en este último supuesto es posible ampliar el plazo legal.

Independientemente del tiempo, debes saber que para realizar una instalación de videovigilancia debes echar mano de aquellos profesionales que están especializados en el sector de la seguridad, para asegurarte cumplir con toda la normativa vigente y garantizarte, además, un excelente funcionamiento de este sistema.

En Rodych contamos con los más óptimos servicios integrales de seguridad: vigilancia y sistemas, para que puedas disponer del mejor sistema de seguridad y videovigilancia.

¿Quién puede ver las grabaciones de cámaras de seguridad?

Tanto si dispones de una grabación de seguridad, por cuestión profesional, como si tienes duda de quiénes pueden acceder a una grabación de seguridad, debes saber que muy poca gente puede hacerlo.

Concretamente, las grabaciones de seguridad pueden ser vistas por personal autorizado, que dispone de un usuario y contraseña para poder acceder al sistema de videovigilancia.

En el caso de los delitos que sean cometidos en la vía pública como, por ejemplo: agresiones, robos o accidentes de tráfico, también está permitido que cualquier persona afectada pueda tener acceso a estas grabaciones.

Si el acceso que tienes a una grabación de seguridad no implica ninguna causa excepcional, no podrás guardar sus imágenes más allá de los treinta días oficialmente estipulados.

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*