Ejemplos de sistemas de megafonía e interfonía

Los sistemas de megafonía e interfonía conforman una red de comunicación ambiental, dirigida a dar órdenes o instrucciones.

Estos sistemas, cuya red está compuesta por micro-teléfonos, son utilizados tanto a nivel general como privado y, por tanto, son muy útiles en el ámbito de la seguridad, independientemente del campo en la que se apliquen.

Además, los sistemas de megafonía e interfonía pueden implementarse en cualquier tipo de infraestructura, por lo que no exigen requisitos técnicos previos de manera especial.

Para entender ambos conceptos te vamos a explicar cada uno, con los ejemplos que necesitas en cuanto a ámbitos de aplicación.

¿Qué es la interfonía?

La interfonía es un sistema que permite atender a las personas, desde un punto concreto dentro de una instalación, o bien a distancia, al mismo tiempo que reduce costos.

Este sistema está compuesto por varias placas de interfonía y una central de gestión.

¿Qué aplicaciones tiene la interfonía?

Los sistemas de interfonía encuentran su aplicación en diversos ámbitos, tales como las comunicaciones de vídeo y/o audio, los controles de acceso, el mantenimiento de instalaciones, los aparcamientos y los sistemas de seguridad en edificios.

No obstante, la arquitectura y coordinación que se atribuyen a la producción de un sistema de interfonía permiten otras aplicaciones, gracias a tres características clave que suponen una gran ventaja:

  • Conexión fiable para las comunicaciones de audio y vídeo, punto a punto
  • Funciones de control y gestión en superficies y edificios
  • Integración de sistemas adicionales, como pueden ser los dispositivos móviles, la radio y el sistema de megafonía, entre otros.

Por tanto, aunque este sistema es muy popular al reconocerlo en el clásico ejemplo de videoporteros, tiene muchas más aplicaciones, como los sistemas de interfonía antivandálicos; claro ejemplo en el área de la seguridad.

¿Qué es la megafonía?

Se conoce la megafonía como el sistema de reproducción de mensajes por voz, así como de música, que permite la escucha de avisos, alertas u otro tipo de sonidos.

La megafonía se utiliza tanto en grandes superficies como en espacios pequeños, para ambientar todas sus zonas, sin que necesariamente requiera la conexión de aparatos independientes en cada lugar o habitación.

Entre los ejemplos de megafonía puedes encontrar las siguientes soluciones:

  • Esferas acústicas
  • Fuentes musicales
  • Cajas acústicas
  • Pupitres microfónicos
  • Atenuadores
  • Amplificadores
  • Micrófonos
  • Proyectores acústicos
  • Altavoces exponenciales
  • Micrófonos inalámbricos
  • Columnas acústicas
  • Altavoces de techo

¿Qué aplicaciones tiene la megafonía?

El objetivo de los sistemas de megafonía es la clara transmisión de mensajes sonoros de localización, evaluación o información, dirigidos a una audiencia.

Otras funciones propias de los sistemas de megafonía son: distribuir música ambiental, reforzar el audio en conferencias, emitir avisos y presentar sistemas audiovisuales.

¿Para qué sirven los sistemas de interfonía y megafonía?

Como has podido ver, son múltiples las aplicaciones de ambos sistemas.

No obstante, los sistemas de megafonía e interfonía destacan especialmente por su utilidad en espacios comerciales y edificios de carácter público y privado, así como en establecimientos industriales.

Su uso en la comunicación de emergencias, avisos para la prevención contra incendios, comunicación para servicios, comunicaciones operativas, inundaciones o amenazas de bomba, entre otras situaciones, hacen de ambos sistemas un recurso idóneo para el campo de la seguridad y vigilancia.

Así, los sistemas de megafonía e interfonía son comunes en muy distintas áreas, como: colegios, universidades, hospitales, centros urbanos, túneles, trenes, metros, zonas de aparcamiento, terminales de información, centros de mando y control, máquinas expendedoras de tickets, puertas y vallas metálicas, entre muchos otros casos.

En definitiva, implementar sistemas de megafonía e interfonía, una vez establecidos los protocolos y planes pertinentes de emergencias, siempre te va a suponer una garantía de seguridad en las comunicaciones, ya sea de forma total o parcial, ante cualquier necesidad que los requiera, dentro del entorno que los incorpores.

megafonía – interfonía

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*