¿Puedo cobrar la indemnización y no reparar seguro de hogar?

Tiempo de lectura: 3 minutos

El mundo de las aseguradoras da lugar a múltiples dudas. Entre estas, es probable que te hayas planteado si es posible pedir una indemnización en vez de una reparación, cuando se produce algún altercado en tu hogar y has de recurrir a tu seguro.

La función principal de los seguros de hogar es aportar tranquilidad a los clientes, ante distintos problemas que puedan ocurrir. No obstante, cuando se dan estos casos, es inevitable tener que tomar una decisión para concluir si se repara el siniestro en cuestión o si es más viable recibir una indemnización.

En este sentido, lo primero que debes reflexionar es cuál es la opción que más te conviene.

¿Se puede pedir indemnización en vez de reparación?

Si te preguntas si, verdaderamente, puedes cobrar una indemnización y no reparar con el seguro del hogar, la respuesta es que generalmente sí.

Lo habitual es que los seguros de hogar ofrezcan ambas opciones a la hora de ocasionarse un incidente que esté cubierto por tu póliza.

A rasgos generales, solamente un 35% de siniestros se resuelven mediante una indemnización, a la vez que un 65% de estos son finalmente reparados por las compañías aseguradoras.

Para una compañía de seguros es más económico realizar una reparación que ejecutar una indemnización. Esto se debe a su amplia colaboración con empresas de todos los sectores, lo que reduce hasta en un 50% el coste, respecto al importe que tú realmente recibirías como persona indemnizada.

Otra de las razones por las que las compañías de seguros de hogar prefieren no indemnizar a sus clientes es porque trabajan para su satisfacción. Es por ello por lo que, para ganarse su confianza, han de demostrar que sus reparaciones van de la mano de verdaderos profesionales. Así, proporcionan una buena experiencia al cliente y garantizan la renovación de sus pólizas.

Además de ello, debes plantearte si realmente una indemnización va a suponerte una inmediata solución a tus siniestros. Debes contemplar que, si optas por solicitarla, vas a tener que “buscarte la vida” para arreglar aquello que el seguro podría gestionarte. En esto intervienen aspectos como la solicitud de permisos de obra, la selección de personal para las reparaciones, el tiempo que todo ello implica, etc.

Puede que no te lo creas del todo, pero las aseguradoras velan por tu tranquilidad y el buen servicio, con el fin de que no te cambies de compañía.

Si la póliza que tienes firmada indica expresamente que renuncias a la posibilidad de indemnizarte, es muy probable que tu compañía no te abone el importe correspondiente. Aun así, en caso contrario, también podría resistirse, pero si así fuese, debes saber que en un plazo de 40 días has de recibir tu indemnización.

Independientemente de ello, tanto para resolver estas cuestiones como aquellas relacionadas con cosas que cubre el seguro de hogar y no sabemos, no dudes en consultar directamente con tu compañía se seguros, antes de firmar cualquier póliza.

¿Hay trucos para engañar al seguro de hogar?

Si tienes intención de engañar a tu compañía de seguros, ten en cuenta que saltarte las normas es difícil; no debes seguir esa línea.

Dado el propósito de fraude, por parte de algunos clientes, muchas aseguradoras procuran no contemplar la opción de ofrecer indemnizaciones. Esta vía puede resultar tentadora y se descamina de la finalidad en sí que tiene el hecho de contratar un seguro de hogar.

En el mundo de los seguros de hogar, una figura importante es la del perito. Este perfil, además de aportar sus conocimientos, sabe cómo detectar fraudes al declarar un siniestro. En estos, caben los delitos de estafa y aquellos trucos que puedan resultar igualmente delictivos, incluso con pena de cárcel.

Si, por cualquier circunstancia, se te ocurriera intentar engañar a tu compañía de seguros, entiende que se te pueda condenar a pagar una indemnización, por cliente fraudulento. También se te podría anular tu póliza y, dado que tus datos quedarían registrados en un fichero especial, si quisieras contratar otro seguro de hogar, más adelante, se te podría conceder a un coste mucho más elevado. Por tanto, cuando contrates tu seguro de hogar, actúa siempre dentro de la legalidad.

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*