Qué es el contenido en un seguro de hogar

Tiempo de lectura: 3 minutos

En materia de seguros del hogar, es frecuente encontrarnos con términos y conceptos que no comprendemos muy bien.

En este aspecto, puedes haberte preguntado ¿qué es el contenido en un seguro de hogar? Si es así, en este post te ayudamos a aclarar tus dudas.

En un seguro de hogar, el contenido se corresponde con aquellas posesiones de las que dispone la persona asegurada dentro de su vivienda.

Más concretamente, cualquier enser que posea ahí forma parte de dicho contenido. Es decir: electrodomésticos, objetos personales, prendas de vestir, alimentos, etc.

Para determinar qué elementos forman parte del contenido en un seguro de hogar, conviene incluir todos los objetos o elementos que hay en la vivienda. Desde toallas, ropa de cama, sillones y armarios hasta cualquier otro mueble u objeto.

Los aparatos electrónicos, en este sentido, forman parte importante del contenido. Esto se debe al alto valor que suelen tener los dispositivos móviles. Así mismo, cualquier objeto ornamental también forma parte de ello.

Puede ser que, en tu caso, seas arrendatario/a de una vivienda. En ese supuesto, únicamente puedes asegurar el contenido en la póliza. El continente, de este modo, forma parte de la persona propietaria.

No obstante, la persona arrendataria puede añadir al seguro pertenencias adicionales como ventanas y puertas. También, cualquier reforma que haya realizado como inquilino/a.

¿Se pueden incluir objetos de mucho valor en el contenido de un seguro de hogar?

En este caso, los objetos pueden añadirse, pero de una forma expresa. Por ejemplo, en lo que respecta a obras de arte o a joyas. En algunas pólizas sí se tienen en cuenta, aunque generalmente no es así.

Lo habitual es que la figura de tomador del seguro las declare con un trato distinto al resto de elementos.

Incluso, en el momento de contratar el seguro de hogar, puede establecerse una garantía extraordinaria para estas pertenencias.

En el caso de aquellos elementos que no sean de la propiedad de la persona asegurada, o de quienes vivan con dicha persona, también ha de informarse a la compañía aseguradora si se desean incluir. Puede tratarse de vehículos aparcados en la misma edificación, animales de compañía o dinero físico del banco, por ejemplo.

¿Cómo calcular el valor del contenido de una vivienda?

Lo habitual es que se tenga en cuenta el precio de los bienes en el momento de su compra.

Usualmente, las empresas de seguros cuentan con tablas para realizar el cálculo. Para saberlo, la propia empresa o la figura del corredor de seguros puede orientarte sobre ello.

El cálculo de aquellos objetos que forman parte del contenido no siempre es fácil. Por ello, se aconseja hacer énfasis sobre aquellos bienes con más valor. Esto es porque cuanta mayor sea su cuantía económica, mayor es la prima.

En caso de no incluir en la lista de objetos alguno, el seguro obviamente no lo cubre.

En definitiva, si tienes la mala suerte de sufrir un siniestro en tu vivienda, has de saber que tu seguro de hogar va a responder ante ello. Aun así, contempla cualquier limitación que pueda tener tu póliza.

De igual modo, procura distinguir el contenido de lo que es el continente de tu vivienda.

¿Qué es el continente de un seguro de hogar?

El termino de continente, en un seguro de hogar, hace referencia al valor que tiene la construcción de la vivienda.Dicho valor se estima con esta vacía.

Más concretamente, se entiende esta valoración teniendo en cuenta qué coste supondría incorporar, de nuevo, techos, suelos, paredes. Incluso, también se contempla el coste de cualquier instalación que tuviera que añadirse tras siniestros, (como terremotos, inundaciones o un incendios en el hogar).

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*