Reparto con drones: ¿llega la revolución del delivery?

Durante los últimos diez años hemos visto a los drones hacerse un lugar en nuestras vidas a tal ritmo que aún estamos digiriendo los avances que estos van a traer consigo en los años venideros. ¿Te imaginas acudir a una cena con los amigos surcando los cielos de tu ciudad? Si te parece cosa de ciencia-ficción, te asombrará saber que la ciudad de Viena acogió recientemente, sin ir más lejos, el despegue del primer dron para servicios de taxi en ciudades. 

En un escenario mucho más cercano aún falta un tiempo de maduración para que un taxi-dron nos recoja en la terraza de nuestra vivienda para llevarnos cómodamente al cine. Los drones ocupan el centro de atención de multitud de compañías, y entre ellas, las de logística: el reparto con drones es ya una realidad con la que más pronto que tarde podríamos hacer nuestras compras.

Pero echemos antes un vistazo rápido a la evolución de los drones. Desde su uso con fines militares desde hace décadas, los drones se han abierto paso entre el público general a un ritmo realmente rápido. Tanto es así, que en el año 2010 aparece el primer droncontrolado con poco más que un Smartphone y conexión a la red wifi. 

REPARTO CON DRONES: ¿CUÁNDO SERÁ LO MÁS NORMAL?

Para poner el reparto con drones a domicilio en contexto, cabe mencionar que la startup Wing (perteneciente a Alphabet) ya comenzó en el año 2019 a hacer sus pinitos en Australia al permitir a sus usuarios hacer pedidos pequeños -comida, productos de farmacia, etc.- para recibirlos pocos minutos después con drones en el propio domicilio. Un gran primer paso para la consolidación del reparto con drones en el mundo.

Por otra parte, era igualmente a mediados del mismo año cuando Amazon anunciaba su ambicioso proyecto de reparto con drones denominado Amazon Prime Air, bajo la promesa de entregar pedidos menores a unos dos kilos en un radio de unos veinticuatro kilómetros. 

Este vídeo publicado por Amazon en su propio sitio web muestra el proceso de reparto con drones a domicilio de principio a fin, desde la compra habitual del producto hasta la entrega de este en el punto elegido de forma ágil, eficiente y completamente segura.

LA NORMATIVA DE CADA PAÍS: UNA BARRERA A SUPERAR

Respecto al uso de drones con fines logísticos o de reparto, la normativa de cada país tiene un carácter único que se convierte en la principal barrera a superar por las compañías que, como Amazon, quieran dar este paso para mejorar el servicio ofrecido a sus clientes.

Analizando la legislación en los distintos países en el año 2020, la compañía tecnológica Surfshark elaboró una serie de listados gráficos por países poniendo en relieve la variedad de políticas adoptadas. En el caso de España, igual que en países como Francia, Alemania o en el Reino Unido, se permiten volar drones con mayor flexibilidad que en países como Italia, con más restricciones.

El organismo que regula el uso de drones en España es la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Según la normativa aplicable, mientras que para volar drones de manera profesional es obligatorio tener licencia de drones y estar dado de alta como operador de drones, para uso recreativo simplemente hace falta tener los conocimientos adecuados para ello.

AÚN TENDREMOS QUE ESPERAR PARA EL REPARTO CON DRONES

Uniendo las restricciones para los diferentes países junto con las limitaciones en los tipos de productos susceptibles de ser transportados surcando los vuelos, el sentido común nos dice que las tecnologías de reparto con drones aún tienen que madurarpara convertirse en algo habitual a la hora de recibir nuestras compras. 

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*