¿Son las vallas metálicas una buena medida de seguridad para nuestro hogar?

Contar con vallas metálicas para proteger un hogar es una de las opciones que más barajamos cuando pensamos en nuestra seguridad y la de los bienes que poseemos.

Sin embargo, se genera controversia a la hora de instalar este tipo de elementos, pues no tenemos del todo certeza sobre la efectividad de este sistema.

Lo que sí es cierto es que, si vives en una casa o en una zona urbanizada, un modo económico de aumentar tu tranquilidad es instalar vallas de seguridad que rodeen tu hogar, a la vez que resulta un método inteligente si te preguntas cómo proteger jardines y exteriores.

¿Qué nivel de seguridad aporta una valla metálica?

Aunque cuentes con otras medidas de protección para tu casa, la colocación de una valla de seguridad siempre va a complementarlas de manera positiva, ya que, a pesar de no ser la mejor de las opciones, asusta a muchos ladrones que se plantean si finalmente entrar a tu vivienda les va a merecer la pena.

Además, las vallas metálicas que rodean el exterior de un domicilio dificultan la huida a la mayor parte de los intrusos.

Por tanto, colocar una valla metálica, junto a otras medidas de seguridad, es indicativo de un alto nivel de protección para tu hogar.

¿Cómo sabes qué vallas metálicas son las mejores?

Las características que debe tener una valla metálica para que realmente sea eficaz son las siguientes:

  • Debe contar con un dispositivo antitrepa, para que no resulte fácil escalar hasta acceder a tu propiedad privada; una manera de dotarla de dificultad es implementando, en esta, elementos que impidan el acceso.
  • Tienen que asumir la instalación de cámaras, mediante un sistema de cableado o carteles disuasorios, de forma que la robustez de la valla sea útil para aprovechar su finalidad a todos los niveles.
  • Han de dificultar la visibilidad, pues así nunca se sabrá si estás o no en casa solo con observar desde el exterior, lo que disminuye el riesgo de intrusismo.

¿Qué tipos de vallas metálicas hay?

Aunque en el mercado puedes encontrar diversos tipos de valla metálica, las más utilizadas son las siguientes:

Valla de chapa troquelada

Es aquella fabricada en chapa, que te aporta mayor intimidad al tener huecos troquelados a modo de pequeñas cuadrículas. Cuenta con tornillos de seguridad y, en ocasiones, con elementos antitrepa en su parte de arriba.

Verja de barrotes

Aunque no es la valla que más intimidad ofrece, su robustez puede impedir que los ladrones se escapen de la zona vallada.

Valla metálica de simple torsión

Compuesta por entretejido y alambre. Es una de las más comunes, pero a su vez brinda menor intimidad y protección.

Verja de mallazo electrosoldado

Su material se entrelaza, permitiendo dar visibilidad al interior. Para reducir tal efecto, a veces es adornada con plantas como arbustos. A mayor altura, mayor seguridad proporciona; un ejemplo se encuentra en la típica vaya de un colegio.

Dependiendo del tipo de valla que decidas instalar en el exterior de tu hogar, en mayor o menor medida puedes potenciar tu nivel de seguridad.

¿Con qué otras medidas de seguridad puedes Son las vallas metálicas una buena medida de seguridadcombinar una valla metálica?

Como has podido ver, las cámaras de seguridad son un elemento idóneo para colocar en las vallas metálicas de protección. Incluso, también lo son los sensores que conectan con una Central Receptora de Alarmas.

No obstante, existen otros elementos que pueden disminuir tu inseguridad, combinándolos con los diferentes tipos de vallas, como es la vegetación abundante. En cualquier caso, la valla metálica que instales para incrementar la seguridad de tu hogar o zona residencial conviene que esté debidamente cuidada, pues debes tener en cuenta que cualquier indicio de abandono podría revertir tu esfuerzo por proteger bien tu domicilio.

Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.


*